Gracias a las prótesis dentales en Esparreguera, muchas personas pueden recuperar la armonía de su boca y, con ella, sus ganas de sonreír. No obstante, la información que circula en el boca a boca tiende a crear a veces falsos mitos. 

Para evitar en la medida de lo posible la confusión en torno a las prótesis dentales en Esparreguera, queremos desmontarte los falsos mitos más comunes que se han creado en torno a ella:

”Las prótesis dentales son cosa de ancianos”. Que las personas mayores suelan recurrir a ellas no implica que su uso sea exclusivo de las mismas. De hecho, nadie está libre de sufrir algún traumatismo o fractura dental, tenga la edad que tenga, y las prótesis son una buena solución para estos casos. No obstante, debes saber que sí existe un límite para poder utilizarlas: que la persona haya concluido su desarrollo óseo. Un hecho que acontece normalmente en torno a los dieciocho años.

”Las prótesis dentales dificultan la comida”. Los odontólogos profesionales suelen advertir que morder algunos alimentos utilizando los dientes frontales de la prótesis puede generar dolor. Pero en realidad, el hecho de usar dentaduras postizas no implica que haya que dejar de comer ningún tipo de comida en concreto, ni obliga a comer de una manera diferente.

”Las prótesis dentales impiden hablar con normalidad”. Al principio puede ser recomendable practicar la pronunciación de las palabras más complejas, pero las posibles dificultades en el habla desaparecerán a las pocas semanas.

”Hay que contar con una mandíbula ancha para poder utilizar las prótesis”. Realmente no existen dos dentaduras iguales, y puesto que las prótesis se crean a raíz de una impresión de la boca y la mandíbula, no será necesario tener un tamaño óseo determinado.

En Clínica Dental Dra. Imma Vela somos especialistas en la colocación de prótesis dentales entre otros tratamientos como pueden ser los implantes o la ortodoncia, porque cuidamos de tu estética y salud bucodental.